Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2013

El PRIMER AÑO de una MADRE

Imagen
El nacimiento de un hijo es una de las experiencias más intensas que puede vivir una persona, tanto por el compromiso físico y psicológico que implica, como por el desconocimiento sobre lo que significa tener en brazos a un ser indefenso y absolutamente dependiente. Después del proceso de parto, muchas mujeres quedan inhabilitadas físicamente, requiriendo ayuda, cuidado y apoyo de otras personas, que le permitan concentrarse en los cuidados del bebé y tener espacios para descansar. Esta situación lleva a la madre a una fragilidad física y emocional que va produciendo un estado regresivo, en el que espontáneamente tiende a buscar una posición horizontal, que invita a construir un nido que los envuelve. La madre, poco a poco va conociendo a este nuevo ser y va aprendiendo a realizar acciones tales como amamantarlo, mudarlo, hacerlo dormir, interpretar los llantos, los movimientos, entender como calmar dolores de estómago y se va ajustando a nuevas rutinas. A veces estos cambi

¿QUIERE SEGUIRME?