“EL ESPACIO PSIQUICO, Un Cristal desde el cual se Mira el Mundo”

Este texto ha sido parte de una Charla a Padres: "CONOCIENDO el MUNDO, La Fuerza de las Palabras"

Cuando un bebé nace, se vincula con el mundo a través de sus sentidos. Desde este momento e incluso ya antes de nacer, se da inicio a la construcción de un espacio psíquico que será determinante para la vida adulta. Es en este espacio que se van instalando pensamientos, supuestos e ideas acerca de lo que cada persona cree sobre sí misma, sobre su historia y sobre su forma de ver, estar y moverse en el mundo.


Las huellas que se van instalando en la primera infancia y que se vinculan a los primeros lazos afectivos, a las acciones y a las connotaciones entregadas por el otro, permitirán que el niño vaya reconociendo a personas y lugares importantes para él, pero a la vez que él sea reconocido como persona, que se le entregue un lugar y que pueda generar nuevas estructuras que lo van ubicando en la vida. 

En ocasiones, las palabras de los padres tienen más fuerza y más efectos que los hechos objetivos. Muchas veces los niños y sus familias viven situaciones difíciles, como enfermedades, hospitalizaciones, separaciones, por lo que latribución que los padres trasmitan sobre estos hechos será fundamental. Si se muestra un hecho como algo «trágico» el niño lo va a vivir de esta manera y este mensaje podría transformarse en un eslabón más de una cadena que daría pie para ir construyendo una percepción trágica de la vida.


Al ir hablando y entendiendo más, se va instalando la capacidad de reflexión y anticipación. El niño va haciendo propio lo trasmitido por sus padres y va comprendiendo que sus acciones tienen consecuencias, que serán fundamentales para manejarse a sí mismo y para relacionarse con los demás. A través de cuentos, personajes y juegos se va construyendo un mundo simbólico, que se empieza a ligar con actitudes y valores importantes para la convivencia.


El espacio psíquico es un cristal a través del cual se mira el mundo. Si bien, se va construyendo a lo largo de la historia, la infancia es fundamental para instalar las bases sobre las cuales la persona irá configurando percepciones, ideas, sentimientos y relaciones, que lo irán ubicando en un lugar y en una manera de enfrentar la vida. Como el niño es un ser absolutamente indefenso y dependiente, es fundamental la función que tienen los padres y educadores en la contención y en la transmisión de mensajes que lo ayudarán a sostenerse en la vida adulta.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

De la UNI-FORMIDAD a la UNI-CIDAD

Sobre "CRIAR ES CREAR": La presencia de lo infantil

“LA VOZ COMO SOPORTE EMOCIONAL”