“JUEGOS y JUGUETES en el MUNDO de la INFANCIA”


Este texto es parte de una Charla a Padres: "CONOCIENDO el MUNDO, La Fuerza de las Palabras"

Actualmente existe gran variedad de juguetes y objetos para niños. Barbies con múltiples profesiones, muñecas que cantan, bailan, hacen sus necesidades, duermen, autos de todo tipo. Juguetes que los niños piden, les compran, los utilizan un rato y luego olvidan.


Al mismo tiempo, llama la atención la capacidad de invención que tienen los niños: juegan espontáneamente con pepas de frutas, envases de plástico, cartones, fideos crudos, pelotas de trapo, tablas de madera. Dicen “me voy, ya vuelvo” y se van a la habitación de al lado para traer dulces, galletas y cosas imaginarias, que reparten. Un palo puede transformarse en caballo o en espada. Platos de colores se convierten en semáforos.

Estas características invitan a pensar en lo importante que es el juego en el mundo infantil.


Los niños absorben muchas experiencias cotidianas que necesitan elaborar, transformar e integrar. El juego surge de estados psíquicos, que tienen diversos significados y no siempre están sujetos a la comprensión: vivencias, temores, conflictos que no pueden expresar en palabras y que van encontrando espacios para ser elaborados. De esta manera, el niño va utilizando un lenguaje propio que le ayuda a inventar su realidad y articularla con el mundo.

El juego es una expresión del proceso mental, afectivo y social del niño. Las habilidades físicas, la repetición de acciones, la proyección en objetos, la imitación, le permite ir construyendo un mundo de ideas e imaginación, en las que va reproduciendo la realidad y la va modificando a su manera, como una forma de ir relacionándose e integrándose a la vida.

A partir de este concepto, se puede suponer que mientras menos elaborados sean los objetos para jugar, existirá un mayor espacio para la expresión y desarrollo del niño. Juguetes con exceso de estímulos inhiben la fantasía, la inventiva y la iniciativa.

Hoy en día se ofrece gran cantidad de cosas a los niños, que los padres compran, con el fin de expresar su afecto y cubrir supuestas necesidades. Sin embargo, este exceso podría inhibir los espacios de elaboración del mundo psíquico. Objetos simples, que el niño pueda encontrar en forma espontánea, le ayudarán a expresar sus experiencias, a desarrollar potencialidades y a relacionarse con el mundo que lo rodea.

VER MAS: "CONOCIENDO el MUNDO, La Fuerza de las Palabras"


Comentarios

Entradas más populares de este blog

"EXCESO DE MADRE"

“EL ESPACIO PSIQUICO, Un Cristal desde el cual se Mira el Mundo”

“ENFERMEDADES QUE FUNCIONAN”